Medioambiente

Instituciones y Conflictos Socioambientales

Edwin Zarco
Escrito por Edwin Zarco
image_pdfimage_print

Según el último reporte de conflictos sociales (marzo 2017) publicado por la Defensoría del Pueblo, del 100% de conflictos sociales registrados en el Perú el 68.1% son de carácter socioambiental, de los cuales el 66.1% corresponde a conflictos relacionados a la actividad minera y el 12.9% a las actividades hidrocarburíferas.

Viendo estos datos podríamos concluir que este problema se debe básicamente a una situación de contaminación ambiental por parte de las industrias extractivas. Sin embargo, el verdadero problema no radica en ese punto, sino en un tema de índole institucional. Es decir en una falta de entendimiento de las instituciones que sostienen la dinámica social de las localidades involucradas con estos proyectos.

Cuando menciono Instituciones me refiero a las reglas que rigen la manera en que las personas interaccionan entre sí para determinar quién debe usar los recursos (recursos naturales, capital y trabajo), beneficiarse de ellos o intercambiarlos.

Lamentablemente en el Perú y principalmente en los ámbitos de la Minería e Hidrocarburos, estas reglas no están claras. En un territorio donde se encuentran recursos naturales valiosos (oro, plata, cobre, petróleo o gas) podemos encontrar una superposición de derechos de propiedad. Es decir, en un mismo territorio pueden existir: territorios de comunidades indígenas, concesiones mineras o de hidrocarburos, concesiones forestales, posesionarios, áreas naturales protegidas, entre otros derechos

A esta realidad, que se expresa en una deficiente definición de derechos de propiedad por parte del Estado peruano, se suma un conflicto entre una institución de carácter formal y otra de carácter tradicional (local). La primera expresada en una regulación estatal y la segunda plasmada en normas, tradiciones y formas locales que los individuos y comunidades han desarrollado en sus localidades. El conflicto socioambiental inicia cuando ambas institución no llegan a un acuerdo sobre el uso de un determinado recurso natural y, sobre todo, cuando el Estado, en nombre de la institución formal, ignora estas instituciones locales y busca imponer sus proyectos extractivos.

Como indica Terry Anderson:

Pese a que los derechos formales de la propiedad, las normas y las leyes pueden ser importantes a la hora de determinar la prosperidad económica, su efectividad a la hora de promover la armonía depende en gran medida de cómo las reglas formales interactúan con las instituciones informales. Las costumbre y las tradiciones pueden ser factores decisivos en el proceso de crecimiento.

No debemos olvidar que los problemas medioambientales no son realmente problemas para o con el entorno, sino problemas humanos sobre conflictos de planes sobre el uso de un mismo territorio. Por esa razón, la mejor forma de resolver los conflictos socioambientales es disponer de una institucionalidad sólida en la que los derechos estén claramente definidos y estrictamente aplicados.

Es decir, un contexto donde los planes de una industria extractiva y los de una comunidad o población involucrada puedan armonizar en un contexto de intercambio y cooperación, pero sobre todo en un contexto de paz.

Comentarios de Facebook

commentarios

Acerca del autor

Edwin Zarco

Edwin Zarco

Sociólogo de la Universidad Nacional Federico Villarreal, Máster en Estudios Amazónicos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Máster en Economía de la Escuela Austriaca de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Especialista en Evaluaciones de Impacto Social e investigación en el ámbito de la Ecología de Mercado. Coordinador del Área de Política en el Master In Environmental and Economics de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala.

Deja un comentario