Medioambiente

Los Emprendedores de Ancón y su Ejemplo de Pesca Sostenible

Edwin Zarco
Escrito por Edwin Zarco
image_pdfimage_print

Tradicionalmente, intelectuales y políticos exigen la participación del gobierno para solucionar problemas pesqueros. Sin embargo, una regulación de arriba hacia abajo no siempre puede brindar soluciones eficientes al problema de la pesca en el Perú.

Prueba de esta realidad es el ejemplo de emprendimiento ambiental colectivo que, actualmente, se viene desarrollando en la caleta pesquera de Ancón.

En el pequeño pueblo playero de Ancón

Cerca del 70% de la población vive por debajo de la línea de pobreza. La pesca, representa aproximadamente el 5% de la actividad económica total, empleando a unas 700 personas cada año. Según el Imarpe, existen allí 82 especies de peces (como el pejerrey) e invertebrados como el pulpo dispersos en los 13 islotes que se encuentran frente a Ancón.

Sin embargo, en los últimos años la falta de instituciones apropiadas, la pesca indiscriminada y fenómenos como El Niño, han venido ejerciendo efectos negativos en la pesca artesanal llevando a una captura cada vez menor y en algunos casos a una ausencia total de las especies más comunes.

Este problema no fue ajeno a los pescadores de Ancón, quienes reconocieron que su falta de organización en el aprovechamiento de este recurso no solo estaba contribuyendo a esta realidad sino que también estaba afectando directamente sus propias economías.

Por esta razón,

la Asociación de Pescadores Artesanales de Ancón decidió organizarse y emprender acciones para garantizar y mejorar su medio de subsistencia sin ninguna ayuda oficial del gobierno. Estos pescadores básicamente diseñaron instituciones, incentivos y un conjunto de medidas entre las que destacan: el control de la cantidad de recursos, el establecimiento de zonas de pesca y reproducción de especies, la declaración de vedas, la implementación de sanciones y el desarrollo de un sistema de control estricto sobre el cumplimiento de estas normas.

La aplicación de estas acciones trajo consigo resultados concretos que se materializaron en una mejor calidad y cantidad de recursos marinos, situación que puso a estos pescadores en una mejor posición de negociación con los chefs y otros compradores, quienes estaban dispuestos a pagar un mejor precio para abastecer a los mejores restaurantes de Lima con un producto local y sostenible.

Esta iniciativa que partió de los propios pescadores, es el vivo ejemplo de cómo el emprendimiento ambiental colectivo puede canalizar las fuerzas del mercado para solucionar un problema ambiental.

Hoy en día, esta asociación de pescadores con el apoyo de la ONG The Natural Conservancy, viene inculcando temas como el respeto a la biodiversidad de esta caleta e inclusive busca impulsar proyectos más ambiciosos como el de limpiar el fondo marino, algo que nunca se hecho en ancón y que sería una acción directa en el cuidado del ecosistema.

Comentarios de Facebook

commentarios

Acerca del autor

Edwin Zarco

Edwin Zarco

Sociólogo de la Universidad Nacional Federico Villarreal, Máster en Estudios Amazónicos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Máster en Economía de la Escuela Austriaca de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Especialista en Evaluaciones de Impacto Social e investigación en el ámbito de la Ecología de Mercado. Coordinador del Área de Política en el Master In Environmental and Economics de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala.

Deja un comentario