Mentes

¿Se Debe Incluir La Educación Familiar En La Curricula Escolar?

image_pdfimage_print

Los padres de familia actualmente están tan preocupados por la educación que van a recibir sus hijos, tan es así que la mayoría empieza a indagar por centros educativos donde le brinden una instrucción de nivel a sus retoños desde cuando éstos tienen dos años, olvidándose muchas veces de lo más importante: “el amor y los valores que necesitan de sus padres” y que solo se puede recibir con el ejemplo diario y continuo de ellos o de quienes los sustituya.

El amor, los valores, los deberes y los derechos con los que todo ser humano debe crecer en el hogar, esto es, dentro de su familia, debería verse reforzado en la escuela más aún cuando contamos con la Ley de Política Nacional de Población, Decreto Legislativo Nº 346, que en su artículo 14° señala lo siguiente:

“La Educación en Materia de Población Considera:

  • La educación familiar orientada a lograr una verdadera paternidad responsable y relaciones basadas en el respeto mutuo entre todos los miembros de la familia y el trabajo igualitario entre los sexos.
  • La educación sexual se orientará a desarrollar un comportamiento personal basado en una concepción integral de la sexualidad humana en su aspecto biológico, psicosocial y ético, como componente natural del desarrollo personal y de las relaciones humanas, enfatizando la interrelación con la vida familiar”.

Es preciso señalar que el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó el 03 de julio de 2015 la Resolución A.HRC/29/L.25 titulada “Protección de la familia: la contribución de la familia a la realización del derecho de sus miembros a un estándar adecuado de vida, particularmente a través de su rol en la erradicación de la pobreza y la consecución del desarrollo sostenible”. Ello corrobora lo señalado por la Declaración Universal de los Derechos Humanos donde indica que la familia es la unidad grupal natural y fundamental de la sociedad.

Dicha Resolución estaría haciendo un llamado a los países a adoptar leyes y políticas amigables a la familia y reconociendo que la unidad familiar enfrenta “vulnerabilidades en aumento”. Además, hace notar que la familia es el medio ambiente natural para el crecimiento y bienestar de todos sus miembros y especialmente de los niños(as).

Excepciones

Teniendo en cuenta lo antes señalado y considerando que a la fecha el currículo nacional de la educación básica contempla dos competencias (30 y 31) en el área de Educación Religiosa aún cuando existe la Ley Nº 29635, Ley de Libertad Religiosa y que si bien los padres de familia o estudiantes cuya confesión religiosa es distinta a la católica pueden solicitar exoneración de dicho estudio sin perjuicio alguno porque no incluir también la educación familiar (que incluye la educación sexual) y que ésta sí sea de manera obligatoria dentro del currículo nacional a efectos que durante todos los años de estudios de los niños y adolescentes aprendan e interioricen la importancia a los valores, deberes y derechos para con los miembros de su familia lo que ocasionará más adelante un mejor desenvolvimiento de ellos como ciudadanos en la sociedad.

Responsabilidad y Respeto

Finalmente, recordemos que para contar con una paternidad responsable y evitar feminicidios y maltratos familiares debes tener -entre otras cosas- calidad de ser humano y respeto por el otro.

Una autoridad comprometida con su país debe preocuparse por las nuevas generaciones y empezar a erradicar -en la medida de lo posible- la cultura del desapego existente en las últimas generaciones, recordemos a Eduard Punset, escritor científico español que señala desde la neurociencias que “los niños necesitan amor para desarrollarse y para crecer y que cualquier carencia emocional sufrida en la infancia deja una huella en ese cerebro infantil, determinando al adulto que será después”. No es lo mismo criar niños independientes que criarlos con desapego (desconfiado, poco sensible, egocéntrico y distante); si bien esa crianza se da en el hogar, el colegio podría reforzarla en caso sea óptima caso contrario le brindaría al niño la posibilidad de tener conocimiento y discernir que la atmósfera que vive en su hogar no es la correcta lo que haría que recurra a la consejería o tutoría del centro educativo.

Comentarios de Facebook

commentarios

Acerca del autor

Karin Ramírez Figueroa

Karin Ramírez Figueroa

Deja un comentario