Misceláneas

Yo Soy Betty “La Casa” Fea

Oscar Santa María
Escrito por Oscar Santa María

Descubre cómo influye la apariencia de tu vivienda y como afecta su valor en el mercado inmobiliario

image_pdfimage_print

Si creciste durante la década del dos mil, posiblemente conozcas una de las novelas más exitosas de la época: Betty La Fea. Esta curiosa producción se volvió mundialmente famosa debido a su interesante trama la cual en resumidas palabras era la historia de una mujer brillante, con increíbles cualidades y capacidades, las cuales no eran valoradas por la gente de su entorno simplemente porque no cumplía con los estándares estéticos de la época, por el contrario los violentaba. Sin embargo al final de la historia bastó con unos cuantos arreglos a la imagen de Betty para convertirla en una mujer agraciada y de este modo todo el mundo comenzó a notar su verdadero potencial.

Ahora, todos me dirán ¿qué tiene que ver una novela con mi columna de arquitectura?,

Lo que sucede es que posiblemente todos en nuestro vecindario tengamos una Betty, una casa con muy buen diseño, o construida con muy buenos materiales, que por estar un poco descuidada pasa desapercibida y no es valorada.

La pregunta más relevante: ¿es importante poner en valor una vivienda?

La respuesta es sí.

Actualmente muchas de las casas se intentan vender como terrenos para futuros proyectos de departamentos. Para lástima de algunos propietarios, muchas de estas no lograrán pasar el filtro de los promotores inmobiliarios ya sea por área, frente o parámetros. En esta situación el propietario de una casa de este grupo, que planee venderla tendrá que ofrecerla como una residencia, en esa medida deberá convertir a su Betty del patito feo al cisne del barrio, y si puede hacerlo con poco presupuesto mejor.

¿Cómo mejorar el aspecto de una vivienda y no quebrar en el intento?

A continuación te daré unos tips básicos para mejorar el aspecto de tu hogar sin hacer grandes inversiones de dinero.

La fachada

Es lo primero que un comprador potencial verá en una vivienda. Si la pintura esta desgastada o los tonos no combinan esto dará una imagen negativa de la vivienda. Te recomiendo darle una mano de pintura y tratar de usar una paleta de colores simple pero moderna (grises, blancos, tonos tierra).

Closets

Si bien es cierto que cuando nos mudamos nos llevamos nuestros muebles ten en cuenta que resultará bastante difícil llevarte los módulos de cocina o los closets empotrados, igual de difícil será traerlos, por lo cual el futuro propietario observará el estado de estos dos grupos de muebles y si están en buena forma ten por seguro que la decisión se tomará de manera más ágil.

Jardines

Nada da la imagen de una casa vieja como un jardín descuidado, poda un poco las plantas y si no tienes grass en los jardines echa un poco de ripio (piedra de construcción) para tapar la tierra de los jardines. Recuerda que nadie querrá vivir en una casa con un jardín de película de terror, excepto los Locos Addams.

Vende la idea

Seguramente si planeas vender tu vivienda estarás viviendo en ella hasta realizar la transacción, por lo que el potencial cliente visitará la casa llena de tus muebles y adornos. Si tu estilo de decoración ha estado estancado por varios años no es mala idea vender un poco de humo al cliente, ve al supermercado más cercano y compra unos cuantos muebles bonitos y baratos. Puedes conseguir mesas de centro de diseño desde S/ 60.00 o sillas del mismo estilo desde S/ 80.00, recuerda que si el interesado se encuentra una decoración de estilo más contemporáneo visualizará más fácil su vida futura en la residencia.

Así que ya sabes, si quieres vender tu vivienda y hacerle notar a otro que puede ser su nuevo hogar, tendrás que seguir el ejemplo de Betty La Fea porque en este caso la apariencia exterior si importa.

Comentarios de Facebook

commentarios

Acerca del autor

Oscar Santa María

Oscar Santa María

Arquitecto colegiado con estudios en diseño de interiores con experiencia como director comercial para Nómena Arquitectura y distintos estudios del rubro. Amante de la historia, la música y el arte.

Deja un comentario